Pin It

Lima, 15 noviembre 2016 - ¡Qué esperan los trabajadores del XIV Congreso CGTP, artículo elaborado por Juan José Gorritti Valle

¿QUE ESPERAN LOS TRABAJADORES DEL XIV CONGRESO DE LA CGTP?

Por Juan José Gorritti Valle

Entre el miércoles 16 y el sábado 19 de noviembre, se realizará el XIV Congreso Nacional Ordinario de la CGTP en el local de la Federación de Construcción Civil en Lima, evento que se debe llevar a cabo cada 4 años para hacer un balance de lo actuado desde el congreso anterior al actual y discutir las perspectivas y la tareas de las organizaciones representativas de los trabajadores afiliadas a la CGTP hacia el futuro.

El presente congreso se realiza dentro de un marco de crisis mundial, del cual no escapa nuestro país, la crisis producida por el modelo económico neoliberal se siente en todo el mundo y como país dependiente repercute en el nuestro, ya que al afectarse el crecimiento económico de las grandes potencias, éstas dejan de comprar productos de los países en desarrollo como el nuestro, que mayormente son primarios exportadores, el caso del Perú mayormente de minerales que se exportan en forma de piedras sin ningún valor agregado, igual sucede con la exportación de madera y algunos productos agrícolas.

China, EE.UU. y algunos países de la Unión Europea son nuestros principales compradores, y al reducir sus compras producen una reducción en el crecimiento económico de nuestro país con la secuela de afectación en la generación de empleo digno como se conoce al trabajo con derechos.

En el Perú, a poco más de 100 días de electo el nuevo gobierno cuya propuesta política es la de un gobierno liberal pragmático y su proyección económica es el modelo de desarrollo neoliberal de los últimos 25 años y con una mayoría congresal de derecha populista y corrupta, poco es lo que se puede hacer si no ponemos en tensión nuestras herramientas fundamentales de lucha, como son el diálogo y la movilización allí donde corresponda.

Por eso este congreso no solo debe hacer un correcto balance de la gestión realizada, sino también un profundo análisis de nuestras capacidades y perspectivas. Ello debe comenzar por trazarnos las líneas básicas de como conducir un urgente programa de concientización de los trabajadores en lo político y de las bases en lo orgánico, esto quiere decir que debemos fomentar en los jóvenes trabajadores y trabajadoras la necesidad de estudiar y desarrollar su realidad, es falso que nada se pueda cambiar o que las cosas ya están hechas por los grandes capitalistas y solo nos queda obedecer sus designios, las grandes naciones no se han construido así.

Debemos inculcar en el espectro más amplio de la juventud peruana el deseo de rebelarse contra aquellos que los quieren convertir en ciudadanos de segunda categoría, impulsar con mayor fuerza la defensa de nuestras tierras y del medio ambiente conjuntamente con las comunidades indígenas y los defensores ambientalistas, debemos entender que nuestra posición de clase no solo defiende aumentos salariales y derechos laborales sino también el medio ambiente y nuestras ancestrales tierras, recordar como decía José Carlos Mariátegui que los trabajadores que no sean capaces de luchar por algo más que un centavo de aumento no serán capaces de transformar la sociedad.

En cuanto a las direcciones de nuestras bases estas deben entender que el desarrollo orgánico pasa por realizar discusiones abiertas sobre la realidad sindical y política y defender y desarrollar nuestras propuestas políticas sin olvidar la independencia política de clase del movimiento sindical, los sindicatos no son partidos, en esta perspectiva se debe defender la UNIDAD sindical ante todo y sobre todo. Por otro lado debemos entender también que toda organización necesita cubrir sus gastos con ingresos propios y eso significa cumplir con la cuota sindical puntualmente.

¿Es esto posible o estamos poniendo en el papel nuestros más íntimos deseos pero que no se sujetan a la realidad en nuestra patria y en el mundo de ahora?

Nosotros creemos que si es posible, pero para ello se deben duplicar esfuerzos, no basta la lucha sindical aislada, se debe empezar fortaleciendo orgánicamente la CGTP si queremos crecer como organización y con cuadros preparados capaces de realizar estas tareas mencionadas de desarrollo organizacional, concientización de masas, mantener y abrir nuevos espacios de diálogo y vigorizar nuestra capacidad de movilización. A la par debemos fortalecer también la participación política de la central y sus bases desde la visión que hemos planteado y para ello debemos comprometernos seriamente en la construcción de un frente político de la izquierda y los sectores progresistas en unidad con todas las fuerzas que defienden los intereses del pueblo y los trabajadores y las trabajadoras. Esto es lo que esperan los trabajadores del congreso de la CGTP, no que de allí salga el referente o se haga la revolución, sino que se den los primeros pasos en la forja de la unidad nacional e internacional tan necesarias para avanzar en la búsqueda de la transformación de la sociedad actual.

¿Seremos capaces? En el congreso tendremos que demostrarlo.

Back to top